Los domingos son así

Al menos en mi niñez, los domingos eran así: la habitación desordenada, los deberes por hacer, llegaba la hora de ir a la cama y las ganas de hacer algo iban desapareciendo a medida que la angustia de un nuevo lunes iba creciendo en mi interior. La vida, al fin y al cabo, no cambia tanto cuando creces…

Podéis ver el boceto aquí.

Anuncis

Bocetando los domingos

Hay temas que necesitan poco boceto. Más que nada porque ya los conozco muy bien. Es el caso de este proyecto en el que tenía que hacer una habitación desordenada. Son tantos años tomando apuntes mentales sin pretenderlo…
Podéis ver el dibujo final en esta entrada. La habitación sigue desordenada, lo siento.

Hi ha temes que necessiten poc esbos. Més que res perque ja els conec molt bé. És el cas d’aquest projecte en el que havia de fer una habitació desordenada. Són tants anys prenent apunts mentals sense pretendre-ho…
Podeu veure el dibuix finalitzat en aquesta entrada. L’habitació segueix desordenada, ho sento.